Catering Ecológico

Catering Ecológico, mesa y mantel verde natural

 

green catering catering ecolgico flickr creative commons by championship cateringEl movimiento ecológico es parte de nuestra cultura y está en la base de algunos de nuestros comportamiento más cotidianos, como sociedades, pero también como individuos. Sólo tiene que recordar el esfuerzo que usted mismo realiza a la hora de eliminar su basura separándola para reciclar o cómo aflora la idea ecológica en su subconsciente cuando evalúa el gasto energético de su próximo electrodoméstico de casa.

En ese sentido, la tendencia del sistema productivo, al que respalda una legislación crecientemente garantista, va en la línea de satisfacer la demanda de alimentos naturales para un público también cada vez más sensible a la causa y en la línea de adoptar prácticas más respetuosas con el medio ambiente.

Y es que el público siente preocupación por cosas como dónde se cultivan los alimentos que consume, cuáles son los procesos que sigue el producto de la huerta  a su mesa y las formas en las que se conservan esas preparaciones.

El sector de la restauración, desde luego, no ha sido ajeno a estos cambios de tendencias en las expectativas de los nuevos consumidores, hasta tal punto, que podemos hablar en la actualidad, y, refiriéndonos al subsector específico de los servicios de catering, de un Catering Ecológico.

Servicios de preparación de comidas que trabajan como los conocemos de toda la vida, con sus variantes en función de las colectividades a las que atienden, según sus modelos operativos, como outsourcing o no; pero que como llegan a comensales y usuarios, con tres diferencias sobre el catering tradicional, que sí son sustanciales.

Una primera diferencia del ‘catering verde’, la forma en la que se produce la comida, decididamente más natural; una segunda, la fórmula en la que se mueve y se transportan cada una de sus preparaciones o platos, para garantizar todas las cualidades originales, desde la textura, hasta los sabores secundarios, y, por último, una tercera condición, la manera en la que se sirve la comida que se ha de vivir, en sí misma, como una auténtica experiencia.

Los productos del nuevo Catering Ecológico se ‘viven’ como auténticamente naturales, sin conservantes, sin añadidos no naturales.

Productos criados, como las carnes libres de hormonas, como las frutas extraídas de unos árboles sin podas agresivas, ni injertos artificiales, como las hortalizas que vienen al mundo en huertas y tierras respaldadas por abonos naturales, libres de pesticidas y de la química al uso en la producción masiva y menos deseable de alimentos.

Hablamos de productos ecológicos que se consume como parte de una nueva experiencia cultural y sensorial.

Unas empresas dedicadas al Catering Ecológico que están obligadas a localizar a nuevos proveedores de sus productos alimenticios fuera de la cadena habitual, proveedores y que han de estar certificados. Un nuevo servicio de catering que valora la naturaleza, y, en su camino, algunas de las mejores cosas de la vida.

Bookmark : permalink.